Home > Uncategorized > LA GUERRA FRÍA

LA GUERRA FRÍA

El 12 de marzo de 1947, y tras una minuciosa preparación de la opinión pública, el presidente norteamericano H. Truman se dirigió al Congreso de Estados Unidos para anunciar un cambio importante en los objetivos  y estrategia de la política exterior. El discurso duró veintiún minutos y de su contenido se destacan estas frases:

Uno de los objetivos fundamentales de la política exterior de Estados Unidos es la creación de condiciones en las cuales nosotros y otras naciones podamos forjar una manera de vivir libre de coacción […]. Sin embargo, no alcanzaremos nuestros objetivos a menos que estemos dispuestos a ayudar a los pueblos libres al mantenimiento de sus instituciones libres y de su integridad nacional […]. A la población de toda una serie de Estados les ha sido impuesto, contra su voluntad, un régimen totalirario […]. Si dejáramos de ayudar a Grecia y Turquía en esta hora decisiva, las consecuencias, tanto para Occidene como Oriente, serían de profundo alcance […]. Por lo tanto, pido al Congreso autorización para ayudar a estos dos países con la cantidad de 400 millones de dólares durante el período que termina el 30 de junio de 1948 […].

A través de estas palabras se ponías tres claras ideas de manifiesto:

1. Los compromisos contraídos en Yalta y Postdam se habían roto en Europa.

2. Confrontación ideólogica entre dos modelos; el que defendía y protegía la <<libertad>>, y el que imponía el <<totalitarismo>>.

3. Tanto Grecia y Turquía representaban el primer lugar donde se estaba produciendo un nuevo tipo de enfrentamiento, lo que exigía la respuesta inmediata de Estados Unidos contra el comunismo representado por la URSS de Stalin. Asía, se anunciaba la llamada Doctrina Truman y con ella se iniciaba el camino hacia la Guerra Fría.

A continuación observamos el mapa del mundo en Guerra Fría en 1980, en tonos de rojo los aliados de la URSS y otros países comunistas, y en tonos de azul la OTAN y sus aliados capitalistas; los puntos rojos significan guerrillas comunistas y los puntos azules guerrillas anticomunistas.

Concepto y características de la Guerra Fría

La definición clásica viene a decir que la Guerra Fría fue un estado de tensión permanente. Un enfrentamiento ideológico entre los bloques occidental-capitalista liderado por Estados Unidos, y oriental-comunista liderado por la Unión Soviética. Pero que no provocó un conflicto directo ante el peligro de destrucción mutua y asegurada por la utilización de las armas nucleares.

Características de la Guerra Fría:

a) Enfrentamiento directo que se inició en 1947 entre las dos superpotencias; Estados Unidos y la URSS.

b) Se dio lugar a un sistema internacional bipolar y flexible, que junto a las dos superpotencias se encontraba un actor universal, la ONU, aunque fracaso en sus principales objetivos.

c) En este sistema anteriormente mencionado como bipolar, las dos superpotencias trataron de distinguir entre aliados y enemigos y trataron de ampliar e imponer sus valores. Por otro lado, no hubo posibilidad de que un Estado se declarase neutral sin el consentimiento de las superpotencias.

d) Ocupada, controlada y delimitada una zona de influencia, su respeto por la otra superpotencia fue, por lo general, una regla básica.

e) Ambas superpotencias reconocieron ciertos valores o principios comunes que tendieron a trasladar al actor universal, la ONU.

f) El enfrentamiento entre los dos bloques se fue mundializando.

Evolución de la Guerra Fría

La guerra Fría se extendió entre 1947 y 1991, pero es indudable que los acontecimientos a lo largo de estos cuarenta y cuatro años, no evolucionaron de una forma lineal. Esta evolución cíclica se divide en cuatro fases: La Guerra de Corea, la crisis de los misiles en Cuba, la Guerra de Vietnam y la Guerra de Afganistán.

1947/1948 – 1950/1953. La Guerra de Corea

La URSS y Estados Unidos se encuenrean en el origen de este conflicto en Asia. La participación de Corea en dos Estados fue el resultado de la entrada en guerra, el 8 de agosto de 1945, de la URSS contra Japón. Se establecieron dos gobiernos. En el Norte un gobierno comunista prosoviético. En el Sur un gobierno  prooccidental. A principios de 1950 comenzaron a producirse una serie de incidenres fronterizos, que culminaron el 25 de junio con la invasión de Corea del Sur por el ejército norcoreano. El 4 de octubre de 1950, la República Popular China anunció su intervención en el conflicto y la URSS comenzó a actuar en el Consejo se Seguridad para paralizar cualquier resolución en contra de sus intereses.

Las consecuencias de este conflicto fueron muy importantes. La crisis propia de la Guerra Fría se transformó por primera vez en un enfrentamiento indirecto y armado entre las dos superpotencias. La ONU fue utilizada por los norteamericanos y los países occidentales para cubrir bajo su bandera una intervención militar que a ellos les interesaba. Para los Estados Unidos, la guerra supuso un aliento a su papel como guadián de la libertad y la democracia en el mundo y especialmente en Asia. Para el bloque comunista significó una rotunda victoria, incrementando la URSS y la República Popular China su presencia militar y política en la zona.

1953-1962: La crisis de los misiles en Cuba

Los fuertes roces entre Cuba y Estados Unidos desencadenaran en la ruptura de relaciones diplomáticas y a la expulsión de Cuba de la OEA. El país se convierte en un fuerte aliado de la URSS y el resto del bloque comunista, convirtiéndose posteriormente en miembro del COMECON. Esta crisis llevó al mundo al borde de la guerra nuclear. Después del fracasado intento de invasión de la Bahía de Cochinos en abril de 1961. En 1962, la Unión Soviética fue descubierta construyendo 40 silos nucleares en Cuba. Según Jrushchov, la medida era puramente defensiva, para evitar que los Estados Unidos intentaran una nueva embestida contra los cubanos. Por otro lado, era sabido que los soviéticos querían realmente responder ante la instalación estadounidense de misiles Júpiter II en la ciudad de Esmirna, Turquía, que podrían ser usados para bombardear el sudoeste soviético.

Jrushchov envió navíos de carga y submarinos transportando armas atómicas hacia Cuba. Un avión espía descubrió las rampas de lanzamiento, y Estados Unidos ordenó el envío de navíos hacia Cuba.

El 22 de octubre de 1962, Estados Unidos interceptó los transportes soviéticos y ordenó cuarentena a la isla, posicionando navíos militares en el Mar Caribe y cerrando los contactos marítimos entre la Unión Soviética y Cuba. Kennedy dirigió un ultimátum a la URSS: demandó a la URSS que detuviera esos navíos bajo amenaza de emprender represalias masivas. Los soviéticos argumentaron que no entendían por qué Kennedy tomaba esta medida cuando varios misiles estadounidenses estaban instalados en territorios de países miembros de la OTAN contra los soviéticos, en distancias idénticas. Fidel Castro adujo que no había nada de ilegal en instalar misiles soviéticos en su territorio, y el primer ministro británico Harold Macmillan dijo no haber entendido por qué no fue propuesta siquiera la hipótesis de un acuerdo diplomático.

El 23 y 24 de octubre Jrushchov habría enviado mensaje a Kennedy, informando de sus intenciones pacíficas. El 26 de octubre informó que retiraría sus misiles de Cuba si Washington se comprometía a no invadir Cuba. Al día siguiente, pidió además la retirada de los misiles balísticos Júpiter de Turquía. Dos aviones espía estadounidenses U-2 fueron derribados en Cuba y Siberia el 27 de octubre, justo en el ápice de la crisis. Ese mismo día, los navíos mercantes soviéticos habían llegado al Caribe y trataban de atravesar el bloqueo. El 28 de octubre, Kennedy fue obligado a ceder a las peticiones y aceptó retirar los misiles de Turquía y no agredir a Cuba. Así, Nikita Jrushchov retiró sus misiles nucleares de la isla cubana.

Esta crisis dio nacimiento a un nuevo periodo: la distensión, señalada por la puesta en marcha del teléfono rojo -en realidad blanco-, línea directa entre Moscú y Washington, que aligeraría las comunicaciones en caso de otra crisis.

1962-1973/1975: La Guerra de Vietnam

Llamada también Segunda Guerra de Indochina y Guerra de Estados Unidos, fue un conflicto bélico que enfrentó entre 1958 y 1975 a los Estados de Vietnam del Sur y Vietnam del Norte, apoyados por sus respectivos aliados, y especialmente los Estados Unidos, que ayudaron directamente a los sudvietnamitas hasta su retirada en 1973, en el contexto general de la Guerra Fría.

Las facciones en conflicto fueron, por un lado, la República Democrática de Vietnam, con el apoyo de movimientos guerrilleros sudvietnamitas como el Viet Cong o Frente de Liberación Nacional (NLF, por sus siglas en inglés) y apoyo logístico soviético y chino. Por el otro lado, la República de Vietnam, con el apoyo militar y logístico de los Estados Unidos. En ayuda de los estadounidenses también participaron con tropas de combate Australia, Corea del Sur, Filipinas, Nueva Zelanda y Tailandia; mientras que Alemania, Irán, Marruecos, Reino Unido y Suiza contribuyeron con suministros, materiales y equipamiento médico. Otros contingentes testimoniales en apoyo de los EE. UU. fueron enviados por Taiwán y también España, que movilizó a un reducido grupo de médicos militares en misión sanitaria.

Tácticamente, la guerra se caracterizó por la ausencia de las tradicionales líneas de frente, salvo las que se establecían alrededor de los perímetros de las bases o campos militares, de manera que las operaciones se sucedieron en zonas no delimitadas, proliferando las misiones de guerra de guerrillas o de “búsqueda y destrucción”, junto con acciones de sabotaje en las retaguardias de las áreas urbanas, el uso de la fuerza aérea para bombardeos masivos, y el empleo extensivo de agentes y armas químicas, constituyendo estos últimos flagrantes violaciones a diversas convenciones internacionales de guerra, que prohíben la utilización de armas químicas y biológicas.

La cobertura del conflicto realizada por los medios de comunicación permitió la denuncia de los frecuentes abusos de los derechos humanos y la brutalidad sobre la población civil por parte de los contendientes, alimentando la creciente oposición de la opinión pública internacional hacia la intervención estadounidense en particular.

Ante la contestación y división de la sociedad estadounidense, los acuerdos de paz de París en 1973 supusieron la retirada de las tropas estadounidenses y el cese de su intervención directa, pero no lograron poner fin al conflicto, que prosiguió hasta que en 1975, tras la toma de Saigón, se forzó la rendición incondicional de las tropas sudvietnamitas y la unificación del país, bajo el control del gobierno comunista de Vietnam del Norte, con el nombre de la República Socialista de Vietnam, el 2 de julio de 1976.

La guerra habría causado la muerte, según las fuentes, de entre 2 y 5,7 millones de personas, la mayoría de ellas civiles, y graves daños medioambientales.

Para los EE. UU. el conflicto resultó ser la confrontación más larga en la que participó el país desde su creación, y alimentó un sentimiento de derrota o “Síndrome de Vietnam en muchos ciudadanos; sentimiento que se vio reflejado en el mundo cultural y la industria cinematográfica, así como en un repliegue en la política exterior hasta la llegada de Ronald Reagan, en 1980.

1973-1989: La guerra de Afganistán

El último período de la Guerra Fría está fuertemente condicionado por las crisis pretoíferas de 1973 y 1979, el desorden monetario y la inestabilidad económica más la multiplicación de conflictos regionales. A ello se sumará la debilidad de la posición exterior de Estados Unidos durante la presidencia de Jimmy Carter (1976-1980), unida a fracasos tan contundentes como los producidos en Nicaragua o la toma de rehenes norteamericanos en su embajada de Teherán. El triunfo electoral del republicano Reagan, con un anti-sovietismo militante y el objetivo de reafirmar, nuevamente, el liderazgo internacional de Estados Unidos, precipita el camino hacia una dura confrontación.

Las consecuencias internas del conflicto afgano, el coste humano y económico tan elevado, máxime cuando las consecuencias del accidente de la central nuclear de Chernóbil en 1986 aún no habían podido ser cuantificados en todas sus dimensiones, la presión occidental y la propia opinión de Gorbachov, explican la decisión adoptada de iniciar la retirada del Ejército Rojo desde mayo de 1988. En febrero de 1989, la URSS se retiró definitivamente de este país de poco más de 12 millones de habitantes con el deseo de no volver a repetir la experiencia; el síndrome de Afganistán aún continuará.

 

Fuentes:

Fontaine, A. (1970): Historia de la Guerra Fría, Barcelona, Martínez Roca.

Gaddis, J. L. (1989): Génesis de la Segunda Guerra Fría (1914-1947), GEL, Buenos Aires.

Wikipedia, La Guerra Fría.

 

Categories: Uncategorized
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: