Home > Anthropology, Humanities, Multiculturality > Ruth Lea: Dos formas de entender el multiculturalismo

Ruth Lea: Dos formas de entender el multiculturalismo

Multiculturalism

Ruth Lea afirma que hay dos formas de entender el multiculturalismo

The first one is the more common way and that is every culture has the right to exist and there is no over-arching thread that holds them together.

That is the multiculturalism we think is so destructive because there’s no thread to hold society together. It is that multiculturalism that Trevor Phillips has condemned and, of course, we are totally supportive.

There is another way to define multiculturalism which I would call diversity where people have their own cultural beliefs and they happily coexist.

And that is clearly what I would support because you do accept that people have different cultures and you accept them.

It a positive acceptance not a negative tolerance.

En una sociedad cada vez más globalizada, donde las diferentes culturas y religiones están en contacto constante. Ahora más que nunca, esta situación presenta dos extraordinarias posibilidades y desafíos. ¿Cómo puede la gente de diferentes culturas y religiones convivir en paz y prosperidad en una sociedad compartida? ¿Son inevitables las tensiones entre éstas?

Según Lea, por una parte, nuestros derechos humanos más fundamentales incluyen el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia, religión y expresión cultural. Han pasado cientos de años de luchas, incluyendo las guerras internacionales y civiles, para establecer los derechos y libertades. Ellos forman la base de una sociedad liberal, abierta, diversa, en la que los derechos de todos a elegir a sus prácticas religiosas, culturales o personales han de ser respetados y aceptados por  todos los grupos de la sociedad.

No vivimos en un mundo con una única cultura posible, ya que debido a la geografía, a las decisiones y elecciones humanas, al paso del tiempo y a las circunstancias que nos rodean, existe la identidad y la diversidad cultural tan esencial para nuestra vida.
Por otra parte, definir el mundo bajo una sola cultura sería, efectivamente, librar al mundo de las diferentes opiniones que las personas tienen sobre la vida en general y eso nunca ha de ser permitido. Hay personas que pueden creer tan firmemente en su religión que no pueden optar por renunciar a ella, pero aún más si imponen su forma de pensar a los demás, el conflicto se engrandecerá sin duda. Las culturas cambian con el tiempo y la gente debe hacerlo también.

Tal y como advierte Carlos M. Abella Vázquez  en su artículo sobre la Globalización y Multiculturalismo,  “éste último es una experiencia relativamente nueva en España en comparación con otros países de Europa occidental.”

La inmigración a gran escala en España no empezó hasta hace unos diez años y desde entonces un flujo constante de inmigrantes han venido a España trayendo su cultura con ellos. Hoy en día, hay un gran porcentaje de musulmanes viviendo en España, la mayoría de los cuales proceden de Marruecos. Más de un millón de personas se han trasladado a España para tomar ventaja de una ley que les permite solicitar la ciudadanía española después de sólo dos años de residencia en nuestro país. El experimento multicultural en España ha tenido resultados desiguales, pues muchos españoles nativos tienen la sensación de que su cultura, y la cultura de los inmigrantes son incompatibles. La inmigración hay que canalizarla y ordenarla de manera que combinemos la acogida solidaria al que llega con la exigencia de respeto a nuestras instituciones y costumbres.

multiculturalidad

Es normal que en el mundo viva gente de diferentes nacionalidades, color de piel y creencias religiosas. Las grandes ciudades como Londres, Nueva York, París, Berlín se llaman cosmopolitas, debido a las muchas nacionalidades y las personas de diferente color que viven en ellas.
Es muy importante mantener la paz entre los pueblos multiculturales para que puedan vivir y trabajar juntos. Sin embargo, no es tan fácil, porque aun cuando vivimos en el siglo veintiuno todavía sigue vigente el racismo en todo el mundo. Camuflado bajo el pretexto de la multiculturalidad y la diversidad de culturas, el racismo sigue vigente. La gente lucha entre ella y de esto derivan miles de guerras y conflictos, todo por aparentes desacuerdos culturales.

Tomamos como ejemplo, el artículo escrito por Antonia Darder, “The problem of the twenty-first century is the problem of “race”- an ideology that has served well to successfully obscure and disguise class interests behind the smokescreen of multiculturalism, diversity, difference and more recently, whiteness.”

Vivir en la sociedad multicultural tiene también algunas ventajas. La gente puede conocer muchas culturas, sus modos de vida, tradiciones, costumbres, gastronomía y música. En las grandes ciudades hay muchos restaurantes que ofrecen a sus habitantes alimentación y bebidas, junto con un ambiente nuevo y estimulante. Experimentar y comprender las diferentes culturas es la primera parte de la aceptación. En una sociedad verdaderamente multicultural se encuentran personas de diferentes culturas o religiones que viven juntos e incluso llegan a contraer matrimonio.

Adentrándonos en nuestra propia cultura, hay rasgos de ésta que compartimos a través de otros países como América y que gran parte del mundo comparte con nosotros – si nos fijamos en las tendencias, en la música, la tecnología o incluso en el vestuario. Al mismo tiempo, existen diferencias significativas dentro de las lenguas, las preferencias de los alimentos o las prácticas religiosas.

Por todo ello, pertenecer a esos grupos da sentido a nuestras vidas y hace que formemos parte de algo más grande que nosotros mismos como individuos únicos.

Referencias:

So what exactly is multiculturalism?  Ruth Lea. Director of the Centre for Policy Studies, a centre-right think tank. (5 April, 2004). Consultado el 2-11-11.

La Globalización. Historia y actualidad. Alfredo Riquelme Segovia (2003). Consultado el 2-11-11.

After Race: racism after multiculturalism. Antonia Darder. (2004). Consultado el 3-11-11.

GLOBALIZACIÓN Y MULTICULTURALISMO: ¿SON POSIBLES LAS DEMOCRACIAS MULTICULTURALES EN LA ERA DEL GLOBALISMO?  Carlos M. Abella Vázquez. (15 de febrero de 2003). Consultado el 3-11-11.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: