Home > Social networks, Web Communication > Facebook: Protégete de los ojos que todo lo ven

Facebook: Protégete de los ojos que todo lo ven

Las políticas de privacidad de Facebook nos dicen claramente que cualquier información que se incluya en la plataforma “podría hacerse pública” y que todos los usuarios se comprometen a usar la página “por su propia cuenta y riesgo”. Y es que, por mucho que no las leamos, las políticas de privacidad nos condicionan nuestra vida en intenet, incluso después de muertos.

Facebook es la red social que más éxito tiene. A pesar de que originalmente era un sitio para estudiantes de la Universidad de Harvard , actualmente está abierto a cualquier persona que tenga una cuenta de correo electrónico. Gracias a Facebook, los usuarios pueden, además de estar en contacto con sus amigos, familiares etc., compartir fotos, hacer trasmisiones bancarias gracias a una cuenta en Paypal, jugar a diferentes juegos, y muchas más aplicaciones.(Wikipedia)

Incluso las políticas de privacidad de Facebook parecen estar diseñadas para nustro propio veneficio, pues se nos dice que la información recivida será tratada para nuestro bien, “para ofrecernos unos servicios de acuerdo a nuestras necesidades”.La realidad, en cambio, es más oscura de lo que parece. Si leemos atentamente, se dice que “Decidir hacer pública tu información significa exactamente eso: que todos, incluyendo las personas que no pertenecen a Facebook, podrá verla.”

Loa responsables de Facebook mencionan en su blog lo siguiente:

Decidir hacer pública tu información significa también que esta información:
  • puede asociarse contigo (es decir, tu nombre, imagen de perfil, perfil de Facebook, identificador de usuario, etc.) incluso fuera de Facebook
  • puede mostrarse cuando alguien hace una búsqueda en Facebook o en un motor de búsqueda público
  • estará accesible para los juegos, aplicaciones y sitios web que utilizáis tú y tus amigos

(Facebook)

Por lo tanto, podemos comprbar cómo nuestra información está accesible a cualquiera que se lo proponga. Es más, la información que publiquemos se quedará para la posteridad vagando por internet, incluso si intentarmos cerrar la cuenta, se mantendrán copias.

Por otro lado, en lo que concierne a las fotos, según según ElMundo.es en el artículo titulado La engañosa ‘privacidad’ de las fotos en Facebook,

‘Robar’ una foto en Facebook es muy fácil: lo único que hay que hacer es arrastrar la imagen con el puntero a la barra de navegación (o abrir en ventana nueva) y así se puede obtener la dirección de la misma”. Podemos pensar que en el caso de que nuestra cuenta esté protegida, esto no sucede, pues no, “esta manera de obtener la dirección de la imagen en cuestión se da independientemente de la configuración de privacidad del usuario” ya que “la URL obtenida y que apunta a la imagen no está vinculada directamente a ‘facebook.com’ sino que pertenece a un servidor externo a la compañía, contratado para alojar datos (‘hosting’).

Hasta el mismo creador, Mark Zuckerberg ha tenido problemas recientemente con su red después de que un usuario hiciera públicas unas fotos privadas suyas. Debido a un defecto de software, un experto en páginas web ha conseguido publicar fotos de sus álbumes privados.

Pero, no por eso tenemos que pensar que tengamos que apartarnos definitivamente de Facebook. Para que no nos arrepintamos de nada y para que no tengamos problema alguno el libro Exprime facebook de E.A. Vander Veer dice que “el truco consiste en mantener elequilibrio entre los beneficios que uno puede obtener al usar Facebook y los riesgos derivados de perder el control sobre nuestra información privada.”

Lo primero que debemos hacer al crear la cuenta es ajustar la configuración de privacidad, pues Facebook da por hecho que los usuarios quieren que todo el mundo vea su perfil. Para ello, podemos acudir a la “configuración de privacidad”. Aquí podemos limitar la audiencia de nuestras publicaciones anteriores, organizar las aplicaciones, decidir quién ve nuestro perfil, nuestras fotos, nuestro muro…

Además, también hay que decidir cuánto se quiere compartir. A Facebook no le importa cuánta información se publique, pero exige que esta sea verdadera. Por ello, no se deben dar números de DNIs, números de tarjetas de crédito o cuentas bancarias… Incluso, a ser posible, no publicar fotos o comentarios comprometedores.

Con un poco de sentido conún podemos estar tranquilos!

Fuentes de información:

 
 
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: