Home > Multiculturality > The Subject of my Choice: ¿Ha fracasado la Multiculturalidad?

The Subject of my Choice: ¿Ha fracasado la Multiculturalidad?

Tal y como dijo un erudito inglés en el siglo XVIII,  si vemos un perro tratando de caminar sobre dos patas no deberíamos criticarlo por su fracaso, ni criticarlo por su malformación, sino felicitarle por intentar caminar a pesar de todo.

La metáfora expuesta nos hace reflexionar sobre cómo es actualmente el pluralismo cultural. Puede que no funcione bien, pero por ello no debemos abandonarlo a su suerte. El pluralismo cultural se ve sometido a problemas e insuficiencias (camina aún sobre dos patas), pero estos problemas se deben muchas veces al poco apoyo de los grupos políticos o a su malformación que se debe aún a su reciente aparición. Pero lejos de burlarnos de ello, debemos alegrarnos de que  existe y si existe, nosotros como ciudadanos no debemos abandonarlo, ni mofarnos de él; sino celebrarlo y mantenerlo, y trabajar con él para que mejore.

Socialmente, debemos saber que el Multiculturalismo (entendido como una política de integración para el pluralismo cultural) es un proceso largo y difícil que requiere paciencia social. También es un proyecto nuevo en una sociedad entendida cada vez como una sociedad más global y que está en continuo cambio. El Multiculturalismo se ha visto interrumpido repetidas veces por una serie de fracasos provenientes de varios países occidentales sobre todo en Europa y EEUU, dado a las reacciones contrarias al esfuerzo de crear y mantener dichas  sociedades. Puede valer de ejemplo la irritación con la que algunos sectores de la sociedad española han acogido la noticia de que en España hay un 12,3% de extranjeros, según datos del Eurostat. (Casi el doble de la media comunitaria).

Sin embargo, la prueba que mas choca contra las políticas de integración es la última política de Nicolás Sarkozy.  Esta política puede considerarse un fiasco contra el Multiculturalismo.  Se trata del injusto proceso de expulsión de gitanos rumanos y búlgaros de Francia, sin someter los casos a procesos jurídicos, tachando así a toda una comunidad de ser ilegal. La última vez que en la historia de Francia ocurrió algo similar fue bajo la ocupación nazi.

Para evitar situaciones como las anteriormente expuestas, socialmente debemos apoyar las políticas de integración existentes. Se puede decir que pese a sus imperfecciones con el Multiculturalismo nos encontramos ante un gran logro de tradición civilizadora, un gran legado que juntos estamos construyendo tras muchos y largos años de conflictos ininterrumpidos. Y es que lo normal históricamente, es que las sociedades humanas rechacen lo ajeno, rechacen al “Otro”. El Otro siempre ha sido concebido como una amenaza, lo ajeno siempre asusta.

Pero como señaló  el antropólogo Claude Lévi-Strauss:

 “Es curioso que la mayoría de las lenguas no tengan una palabra o un término que signifique ser humano.  Por regla general, hay un nombre que se aplica a los miembros del grupo o tribu; a los demás se los califica con otra palabra, habitualmente traducible por bestia o demonio o algo por el estilo”.

REFERENCIAS Y SITIOS DE INTERÉS:

About these ads
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: